LAS MASCOTAS EN LA HISTORIA DE LOS MUNDIALES
junio 15, 2018
0 comments
Share

LAS MASCOTAS EN LA HISTORIA DE LOS MUNDIALES

Las mascotas de los mundiales, más que un simple animador 

Desde Willie en 1966 hasta Zubivaka, el actual animador de Rusia 2018  

Javier Briseño Domínguez 

Comenzó el Mundial de Rusia 2018 y con ello los corazones de los aficionados al futbol comenzaron a latir. Los hinchas se funden con los colores de la bandera y lanzan el grito de apoyo para impulsar a los suyos desde la tribuna para aquellos afortunados que pudieron hacer el viaje a la sede o bien desde casa u oficina.  

Seguidores de todos los colores y de todos los tipos deambulan por el planeta durante el mes que dura el torneo, pero existe un aficionado especial que le pone un color diferente a cada Copa del Mundo, un fan que se vuelve símbolo de unión y de armonía del cual todos quieren conservar un recuerdo: la mascota. 

Creadas para ser los primeros animadores durante cada torneo, iniciaron su participación en los Mundiales desde Inglaterra 1966 y a partir de ahí se han convertido en parte importante para identificar a cada edición. Es por ello que en México Nueva Era te hacemos un recuento de cada uno de estas amigables personalidades que además, en muchos de los casos, representan algo más que un dibujo o botarga. 

Willie (Inglaterra 1966) 

La primera mascota en la historia de los mundiales se llamó Willie, era la figura de un león que representaba a uno de los tres felinos de esta especie que aparecen en el escudo de armas de Inglaterra y que de igual manera aparecen en el emblema de la Football Association. Portaba una playera del Reino Unido y aparecía pateando un balón de futbol.     

Juanito (México 1970) 

Tras el éxito mundial de Willie, la FIFA decidió continuar darle continuidad a la idea y cuatro años más tarde nacería “Juanito”, la primera mascota de forma humana que representaba a un niño con tradicional sombrero de paja ligado a la cultura mexicana en el cual se leía la leyenda “México 70”. Un personaje bonachón que utilizaba el uniforme de la selección local con uno de sus pies reposando sobre la esencia de este deporte: el balón. 

Tip y Tap (Alemania 1974) 

Para 1974 el mundial se llevó a cabo en Alemania tomando en cuenta el contexto político bajo el que se encontraba aquel país con la división, se decidió crear una mascota doble representada por dos niños que posaban abrazados en símbolo de unión entre la Alemania Federal y la Democrática. Estos dos personajes recibieron el nombre de “Tip y Tap“, en donde uno de ellos tenía cabello negro y era más bajito de estatura que el otro, el cual era de tez más clara. Ambos portaban el uniforme blanco y negro de la “Mannschaft” y los zapatos alemanes por antonomasia de la marca de las tres barras. 

Gauchito (Argentina 1978) 

Cuando el campeonato mundial volvió al continente americano la tónica de los mascotas-niños continuó y para esta ocasión fue bautizado con el nombre de “Gauchito” en honor a los habitantes de las llanuras de Argentina que se dedicaban a la ganadería, actividad muy tradicional de la región de las pampas. Enfundado en el uniforme albiceleste porta un sombrero típico de los gauchos, la distintiva pañoleta atada al cuello y un látigo corto en la mano. La comercialización a partir de estos personajes se hacía cada vez más fuerte ya que en el atuendo de la selección local y en los zapatos lleva la marca Puma. También fue criticado por su parecido con “Juanito” de México 1970. 

Naranjito (España 1982) 

En España 1982 el diseño de las mascotas marcaría un parteaguas al romper con la tendencia, ya que en esta ocasión el protagonista fue “Naranjito”, como su nombre hace alusión, era el diseño de una naranja enfundada en el uniforme de la selección española, la cual sostenía un balón en una mano mientras la otra la tenía señalando hacia el cielo. Era la primera vez que se utilizaba a una fruta como mascota y ésta representaba a la gran producción de naranja en algunas zonas del país ibérico. Fue criticada en un principio y valorada con el tiempo, fue muy explotada mercadológicamente y hasta tuvo una serie de dibujos animados donde compartía aventuras con su novia “Clementina”, su amigo “Citronio y un robot llamado “Imarchi. 

Pique (México 1986) 

Luego de 16 años el Mundial regresaba a México y se convirtió en el primer país en albergar dos veces la máxima justa del futbol. Para ello tuvieron que diseñar una mascota que se alejara a la de 1970 y así surgió “Pique” un personaje que representaba un chile, alimento tradicional del país. Una vez más se ocupó el tradicional sombrero mexicano sólo que en esta ocasión la copa del mismo era la forma del chile invertido, además de que lucía un enorme bigote clásico de los charros. Vestía playera roja y unos enormes zapatos de futbol al tiempo que reposaba uno de sus brazos sobre un balón de grandes proporciones. Sin duda una de las figuras más simpáticas. 

Ciao (Italia 1990) 

Uno de los cambios más radicales en la historia de los Mundiales, en cuanto a mascotas se refiere, fue el que hicieron los italianos en 1990, donde no se utilizó figura humana, ni animal y tampoco de algún fruto. Para esta ocasión se diseñó una figura en forma de futbolista empleando cubos con los colores verde, blanco y rojo de la bandera de Italia en donde la cabeza era representada por un balón. El diseño difícil de digerir recibió el nombre de “Ciao”, una expresión en italiano para saludar de una manera informal. Fue uno de los personajes más criticados y por ende menos recordados por la poca identificación que generó entre los aficionados, lo que le valió ser calificada como la peor mascota. 

Striker (Estados Unidos 1994) 

Por primera vez desde 1966 se volvería a utilizar a un animal como mascota ya que para Estados Unidos el protagonismo recaería sobre “Striker“, un perro en caricatura que fue creado por los estudios de animación Warner Brothers. Se utilizó a un perro por ser más que una mascota, un miembro más de las familias estadounidenses. Vestía playera roja con blanco además de un short color negro, siempre acompañado por su inseparable balón. No es de los personajes más recordados, pero sin duda fue mucho mejor que su antecesor. 

Footix (Francia 1998) 

El último mundial del siglo XX tenía que ser toda una fiesta y aunque así lo fue en la cancha y en las tribunas, también lo fue con la mascota de Francia 1998: “Footix“. Considerada por muchos como la mejor mascota de la historia, representaba un gallo, animal que aparece en el logo de la Federación Francesa de Futbol. De color azul, pico amarillo, además de cresta y cola rojas portaba en la mano el balón oficial de la justa. Surgió de un concurso entre las más prestigiosas agencias de diseño francés, los aficionados se sintieron identificados de manera inmediata y en una encuesta la describirían como radiante, de alegría y satisfacción, con un carácter apacible y cariñoso, que inspira confianza”. Una de las más queridas por los futboleros. 

Los Spheriks: Ato, Nik y Kaz (Corea-Japón 2002) 

Con la llegada del nuevo milenio se realizó el primer campeonato del mundo fuera de Europa y América, además de que también fue el primer mundial en realizarse en sede compartida, ni más ni menos que en Corea y Japón. Como buenos asiáticos innovadores y tecnológicos, desarrollaron un concepto de tres mascotas futuristas a las que llamaron “Spheriks” que fueron protagonistas de una serie televisiva para promover el torneo. “Ato” era un personaje amarillo más alto que los otros dos y representaba a un entrenador de “Atmoball“, un deporte similar al futbol, mientras que “Kaz“, de color morado con un estilo de orejas grandes, era un jugador de este deporte, ambos de nacionalidad coreana. Por su parte, “Nik” era japonés, de color azul para completar la tercia de mascotas más extrañas de los Mundiales. 

Goleo VI y Pille (Alemania 2006) 

La fiesta del futbol regresó a Alemania y tras el poco éxito que tuvo la tercia del 2002, cuatro años más tarde el animador sería “Goleo VI”, el personaje principal que era una simpática botarga de león acompañado de su fiel compañero “Pille”, un balón con ojos y boca que era muy parlanchín. “Goleo” era un joven de 21 años que portaba la playera de la Mannschaft y junto a su amigo eran una dupla muy dinámica. Sin embargo, en su país fue muy criticado debido a que no se sintieron representados por el león, dado que este animal es símbolo de Inglaterra, la nación rival deportivamente hablando. 

Zakumi (Sudáfrica 2010) 

En el 2010 el balón se trasladaría hacía un nuevo continente donde Sudáfrica sería el país sede. Inspirados en la gran diversidad de la región nació “Zakumi“, un leopardo de color amarillo con sus características manchas, el cual lucía una cabellera verde que combinaba con los colores de los equipos nacionales del país africano. Sobre la mano llevaba un balón, vestía short del mismo tono que su cabello y una playera blanca con la leyenda “South Africa 2010″. Atrevido, espontaneo y bastante astuto, había nacido en 1994 representando a la generación libre sudafricana nacida en la democracia. 

Fuleco (Brasil 2014) 

Tras 20 años de ausencia, la Copa del Mundo regresaría al nuevo mundo y lo haría por primera vez en la parte de sudamérica desde la lejana edición de Chile 1962, antes del surgimiento de las mascotas. Para recibir la fiesta del futbol Brasil creó a “Fuleco“, un amigable y bromista armadillo que nació con la llegada del nuevo milenio. Para el año del mundial tenía 14 años y era de color café con un caparazón de un azul brillante. Como buen brasileño creció con el balón a un lado, viste una playera al estilo de su antecesor, pero con la leyenda actualizada a “Brasil 2014”. Al ser un chico nacido en la década del 2000, es bueno para utilizar las redes sociales y también para los videojuegos. 

Zubivaka (Rusia 2018) 

En este recuento “mascotero” llegamos hasta el país más grande del mundo con el actual protagonista, al que los ojos del mundo están volteando a ver, hablamos de “Zubivaka“, la gran mascota de Rusia 2018. Es un lobo de color gris, uno de los animales más populares en los cuentos infantiles de su país y su nombre significa “pequeño goleador”. Tal como lo dice su nombre, le encanta provocar el grito de gol de los aficionados. Viste pantalones cortos color rojo y una playera de mangas azules y cuerpo blanco en alusión a los colores de la bandera rusa en cuyo frente está la leyenda “Rusia 2018”. En poco tiempo ha generado simpatía entre los aficionados, principalmente a sus compatriotas. Su trabajo es animar al estadio en cada partido y ganó su “chamba” al vencer en una votación (más democrática que en algunos países) a los diseños de un tigre y un gato al obtener el 53 por ciento de los votos.     

    

admin

admin

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *